La ruta dels 8 pobles (Vall de Gallinera).

Esta ruta es una “variante muy variante” de la existente  “Ruta dels 8 pobles”,  una ruta perfectamente señalizada (que originalmente consta de 16Km de recorrido a lo largo del los pueblos de este precioso valle, empezando en Benirrama, pasa por Benialí, Benissivà, Benitaia, La Carroja, Llombai y Alpatró, y finaliza en Benissili y perfecta para hacer una larga caminata o una tranquila ruta en bicicleta.

 

Inicio de la ruta

La variante que os presentamos esta pensada para que NO sea nada tranquila y disfrutar de una ruta bastante “endurera”, es decir, por sendas y trialeras, aunque también tiene parte de pista e incluso de asfalto.

En nuestro caso, haciendo caso al compañero Pedro, dejamos el coche en Al Patró y nos dirigimos por senda hasta Benisili en ligero descenso.

Desde Benisili nos dirigiremos al pueblo de Llombai, donde desde la Fuente seguimos una pista que acabará en unos bancales y empieza a subir empinándose bastante hasta que lleguemos a la carretera con la bici al hombro.

 

Disfrutamos un entorno fantástico

Tras seguir  subiendo un poco por la carretera cogemos una nueva carretera o pista asfaltada que en una subida bastante dura nos acerca a la falda dels Farallons de la Vall.

Hay un momento en que pasaremos de la pista a encontrarnos en medio de unos bancales que iremos subiendo haciendo un par de eses (seguramente habrá algún camino mejor) para llegar de nuevo a la pista, pero nosotros no lo encontramos.

Desde aquí iremos en un continuado sube y baja hasta llegar al ascenso final (bastante duro) que nos llevará bajo la “Peña Foradada”.

Seguiremos nuestro camino por senda (alguna algo ténica) y tramos de pista hasta llegar a la carretera que nos sube al Coll del Xap (es una subida por carretera de esas que os gustan a los ciclistas de carretara … ufff, dura dura). Una vez arriba tomaremos a mano izquierda una pista de tierra en dirección al Miserat

 

Bajada muy chula

Ya por senda seguiremos subiendo sin parar hasta que iniciemos la bajada de nos devolverá de nuevo a la Vall de Gallinera. Se trata de una bajada técnica, muy chula si te gustan este tipo de trazados con mucho desnivel, bastante empedrados, con escalones y serpenteantes.

Tras la bajada, con una sonrisa de oreja a oreja,  salimos de nuevo a una pista que tras convertirse en senda nos lleva a Benirrama, donde paramos a comer un buen bocata y a reparar mi cable de cambio roto.

Desde allí nos dirigimos a Bensivà por senda por el PR y desde allí a la Carroja i Al Patró.

Una ruta que aunque no es larga es durilla y durante la que sobre todo se disfrutan unos paisajes fantásticos, más si se realiza en Abril, cuando todos los cerezos están en flor.

Una ruta 100% recomendable si te gustan las rutas de mountain bike con algo de dificultad técnica.